La complejidad y el precio de los proyectos son las principales trabas de los ayuntamientos.

Los proyectos de acceso Wi-Fi, a bajo precio o gratuito, que estaban desarrollando algunas grandes ciudades americanas, como Chicago, Cincinnati, Houston o San Francisco, St Louis, han empezado a ser abandonados por su complejidad y su elevado precio, según informa Silicon.fr.

Estas redes inalámbricas serían básicas en la creación de un ecosistema de usuarios permanentemente conectados, no sólo con portátiles sino dispositivos que permitan la descarga de archivos, como el iPhone de Apple. Estos proyectos requieren una fuerte inversión y, además, la colaboración de las operadoras, que no proporcionan fácilmente sus infraestructuras.

Chicago ha decidido reducir la infraestructura, estimando que la demanda no es lo suficientemente fuerte. La ciudad de St. Louis se pregunta por el coste del consumo eléctrico de los transmisores Wi-Fi destinados a cubrir 1.700 calles. Las ciudades más pequeñas o ciertos barrios podrán mantener el pulso, mientras se termina de implantar la tecnología WiMax, que permite un alcance mucho mayor a un solo repetidor.

Sprint Nextel ha anunciado ya la apertura de nuevas redes inalámbricas WiMax, en colaboración con Samsung, en zonas de Nueva York, Washington, Filadelfia, Providence y Baltimore. Este operador invertirá 5.000 millones de dólares (3.552 millones de euros) hasta el 2010.

En España se empiezan a dar tímidos pasos para proporcionar acceso inalámbrico gratuito a los habitantes. En Madrid, el barrio de Chueca se anunció hace poco como el primer barrio Wi-Fi de Europa. Hace apenas un mes, además, tres pueblos gallegos (Curtis, Muxía y San Sadurniño) firmaron un acuerdo con el consejero de Industria y Comunicación, Fernando Blanco, para la lanzar un plan piloto de conexión Wi-Fi.

LINK: http://www.siliconnews.es/es/silicon...des-americanas